3 fórmulas para reducir los costos de mantenimiento en tu empresa

Imagen: Pixabay por jarmoluk

Para empresas de cualquier tamaño, pero especialmente las del sector manufacturero, los costos de administración de equipos e instalaciones pueden llegar a ser incluso más altos que el beneficio neto que obtienen en un año. Por eso muchos gerentes y supervisores están constantemente buscando formas de reducirlos.

Y, precisamente, una de las formas de reducir y controlar estos costos, es a través de una correcta planificación. Para ello, existen muchas estrategias simples que pueden ayudarte a minimizar significativamente el impacto de estos costos en las finanzas de tu negocio. A continuación, te mencionaremos 3 de estas fórmulas:

1.- Optimiza el uso de tus equipos:

Debes comenzar por entender cómo usar correctamente tus equipos y máquinas, para poder aprovecharlos al máximo y sacarles todo su potencial. Un factor clave en este punto, es garantizar que se usen para el propósito para el que están diseñados.

Asegúrate de no utilizarlos más allá de la vida útil recomendada o fuera de los parámetros operativos, a fin de que no afectes su capacidad para trabajar de manera eficiente. De esa forma puedes evitar fallas y averías frecuentes, así como costosas reparaciones.

2.- Crea un programa de mantenimiento:

No todas las fallas, averías o reparaciones se pueden predecir, pero si tienes un programa de mantenimiento preventivo, sin duda podrás minimizarlas. En este sentido, puedes establecer un programa de mantenimiento regular que cubra todos los equipos y accesorios esenciales para las operaciones del negocio.

Por ejemplo, puedes crear un programa de mantenimiento para todos tus equipos de oficina, como impresoras, fotocopiadoras, computadoras, etc.. Esta es una solución que te ayudará a reducir los costos y el tiempo que necesitas para las reparaciones, sobre todo en situaciones de emergencia. Y en estos casos, es importante que contrates a expertos para reparaciones y mantenimientos críticos.

3.- Compra garantías extendidas o un seguro para tus equipos:

Cuando compres equipos nuevos, debes investigar si te ofrecen un plan de garantía extendida o si puedes asegurarlos contra riesgos específicos.

Esto puede reducir el costo de las reparaciones y las tareas de mantenimiento que debes hacer a lo largo del tiempo, ya que rara vez las fallas ocurren de inmediato. Y en caso de comprar una cobertura de seguro, te recomiendo que antes estudies las posibles amenazas a las que pueda verse expuesto el equipo y, también, analiza qué componentes necesitan estar asegurados.

Por ejemplo, si un componente de una de tus máquinas de producción es alimentada por un combustible, como gas, gasoil u otro similar pero, a su vez, está cerca de una fuente de ignición, debes considerar asegurar este componente ante el riesgo de un posible incendio que pueda comprometer su funcionamiento o dañarlo. Esto es importante, porque al proteger el equipo crítico, también le estarás ahorrando mucho dinero a tu negocio a largo plazo.

Con información de: Modern Contractor Solutions Magazine

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*