Ahórrale dinero a tu empresa en gastos de oficina: 3 formas efectivas

Imagen: Pixabay por Mediamodifier

Para mejorar las ganancias de tu empresa no solo hace falta que aumentes tus ingresos. También, si logras disciplinar tus gastos generales, puedes obtener un balance general mucho más saludable y una de las partidas por donde puedes arrancar, es la de tus gastos de oficina.

En este sentido, existen muchos gastos administrativos y operativos ocultos en tu lugar de trabajo que, si logras manejarlos mejor, pueden ahorrarle mucho dinero a tu empresa. Y ésto no significa recortar costos a ciegas, sino gastar de forma inteligente. De esa manera, obtendrás resultados más rápidos y, a final de cuentas, tendrás un ahorro considerable de costos.

Y si quieres entender cómo aplicar ésto a tu negocio, a continuación de dejamos una lista de 3 formas efectivas de ahorrar en gastos de oficina:

1.- Sé cuidadoso en la gestión de tu stock de suministros.

Comprar grandes cantidades sin duda puede ayudarte a obtener más descuentos, pero ¿realmente necesitas 100 cajas de lápices o 60 cajas de carpetas de archivo? Debes recordar que si compras en exceso, esas cosas lo que harán será ocupar un espacio y llenarse de polvo y, eso, no es gastar bien el dinero.

Una solución puede ser idear un calendario de compras mensual o quincenal que te permita combinar varias compras y así aprovechar buena mejor oferta de envío. Otra cosa, es que mantengas un inventario continuo y en vivo de los suministros que usas con frecuencia. Así puedes calcular cuánto necesitarás realmente y mantenerte abastecido hasta tu próxima compra.

2.- Optimiza a tus proveedores.

Seguro tienes muy claras las razones por las que elegiste a cada uno de tus proveedores y aquí no se trata de que elimines proveedores, sino más bien de pensar cómo estás gastando el dinero con cada uno.

Un ejemplo pueden ser los costos de envío de correo y paquetería. Por lo general, puedes tener varias empresas transportistas que te proveen este servicio, como FedEx, DHL o UPS, pero los costos y el servicio varían no solo por el proveedor, sino también por el artículo que estés enviando.

Así que para ahorrar, puedes desglosar todos tus envíos para conseguir la opción más rentable por paquete con cada proveedor.

3.- Evalúa el uso de tecnología en tu oficina.

Quizás has invertido dinero en una licencia para un sistema de mensajería interno, pero resulta que tus empleados prefieren comunicarse por Skype o Google Hangout. En ese caso, debes evaluar si realmente necesitas seguir pagando por una licencia tan costosa.

O, al igual que en el caso anterior, puedes tener otras aplicaciones de software redundantes o infrautilizadas en tu empresa que podrías consolidar o eliminar, para reducir costos. En ese caso, te recomendamos que antes te cerciores que no existan razones legales o de cumplimiento, por las cuales necesites utilizar, por ejemplo, un software con licencia aprobada en lugar de un software gratuito.

Con información de: Pitney Bowes

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*