Beneficios del Yoga: 3 formas en que puede ayudarte a ser más productivo.

Imagen: Pixabay por StockSnap

La incorporación del yoga en muchas empresas, no es algo nuevo. Grandes compañías como Nike, Google, Apple, HBO y muchas otras, han introducido esta práctica como parte de sus programas de bienestar corporativo. ¿Y cuál es la razón principal que los lleva a hacer esto? Pues no hay otra que la de elevar la productividad de sus empleados.

Pero si bien detener tu actividad diaria para participar en una sesión de yoga, puede ayudar a relajarte, no es menos cierto que una sesión de masajes podría cumplir la misma función. Así que si quieres ser más productivo en el trabajo, lo ideal es que vayas un poco más allá de las simples posturas y te adentres en la filosofía yóguica.

Para que entiendas mejor cómo puedes lograrlo, a continuación te dejamos una lista con 3 formas en que la práctica de esta disciplina puede ayudarte a ser más productivo:

1.- Te da acceso a poses que curan dolores causados por mucho trabajo.

Quizás te suene familiar el dolor de espalda y el de cuello, ya que son las dolencias más comunes que puedes tener debido al estrés laboral y a las largas horas sentado frente a la computadora, muchas veces en la misma posición.

Pues esas dolencias puedes sanarlas con una rama del yoga, denominada asana, que es la más popular y que involucra varias poses que se hacen sobre una colchoneta. Incluso puedes prevenir estos dolores, en lugar de solo curarlos. Una alternativa es tomar 10 minutos de tu tiempo diario para hacer algunas asanas que te alivien la tensión de cuello y hombros.

2.- Contribuye a que te concentres mejor en tus labores.

La capacidad de concentración es algo que vas desarrollando desde que empiezas a practicar las posturas básicas de yoga, ya que te exigen mantener un determinado equilibrio y fuerza. Además, tienes que pasar de una postura a la siguiente, sin distracciones y plenamente consciente de los que está pasando con tu cuerpo.

Cuando te acostumbras a hacerlo durante 60 ó 90 minutos, se convierte en un hábito que puedes aplicar fácilmente al trabajo, para ir de una tarea a otra sin interrupciones.

3.- Evita que te abrume el estrés, gracias a los beneficios de sus técnicas de respiración.

El yoga es una disciplina que no solo te enseña a dominar tu cuerpo, sino también te permite crear energía, con el control de la respiración. Esto es lo que se conoce como pranayama y existen varias técnicas para practicarlo. Y, la buena noticia, es que puedes hacerlos sentado en tu escritorio, mientras trabajas.

Con los pranayamas, te será más fácil relajarte y aliviar el estrés de largas y extenuantes horas de trabajo. Solo debes usar uno de estos ejercicios de respiración y podrás recuperar tus energías y atención e, incluso, mantener la calma en medio de escenarios caóticos.

Con información de: Wingman

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*