Cómo ahorrar en los gastos de casa de manera efectiva.

Ahorro en gastos de casa
Ahorro en gastos de casa

María vive con su esposo y dos hijos. Mensualmente, debe gastar en comida, transporte, recreación y erogaciones básicas para el sostenimiento de su hogar: luz, teléfono, arrendamiento, entre otros  

A lo largo de los 30 días del mes, ella está pensando cómo hará  para solventar todos esos pagos. Dentro de sus preocupaciones, también piensa en lograr ese anhelo que ronda en sus pensamientos, pero no sabe cómo alcanzarlo.  

Esa es la realidad que viven muchas personas que dependen de un sueldo. Entonces lo lógico ante las circunstancias es realizar un presupuesto familiar, en este colocar todas las necesidades y sacar cuentas. 

Ahorrar significa proveernos de calidad de vida y asegurar el bienestar de nuestro grupo familiar.  

Organizar de forma adecuada un presupuesto familiar evita que seamos sorprendidos por los gastos imprevistos que nos harán solicitar préstamos para los cuales no estábamos preparados.

El ahorro nos brinda la oportunidad de soñar. ¿Qué tal ese carro que siempre habíamos querido? ¿Sigues pendiente del tema de hacer la remodelación de tu espacio? O ir a ese lugar que añoraste alguna vez. 

Con una estabilidad financiera, las personas pueden cumplir con todas las prioridades que hayan asumido, hacer ajustes necesarios y evitar ser impresionados por una situación inesperada.

Otros de los beneficios del ahorro es que logra que puedan hacerse comparaciones en los gastos mes a mes y lo más importante: ayuda a controlar nuestras finanzas.   

¿Cómo formular un presupuesto adecuado? 

Para aquellos que siguen pensando en lo tedioso que es formular una planificación, los especialistas recomiendan hacer dos listas, en una colocar todo aquello que sean gastos fijos y en otra los variables.  

También pueden hacer uso de las herramientas tecnológicas y hacer un cuadro en el que coloquen cuál ha sido su salario neto, por lo menos en los tres últimos meses. En ese espacio, considerar montos de arriendo, servicios, cuotas destinadas al transporte (carro o moto), gasolina y alimentación.  

Partiendo de esta base, ya tenemos los gastos fijos. Luego a partir de allí entran en consideración los gastos variables que son aquellos que hacemos, pero no son recurrentes. Entre ellos están las compras de regalos ocasionales o navideños. 

También, se ha descubierto que existen los gastos discrecionales y son todos los que se hacen, pero que no son fundamentales para vivir. Entre ellos, se puede mencionar el cigarrillo, el café o también el gimnasio.  

Consejos para saber cómo ahorrar en casa 

En los hogares siempre es el mejor sitio para empezar a ahorrar. Hay muchos cambios que se pueden hacer para lograr que la economía familiar prospere.  

En el portal vivus.es aporta importantes recomendaciones de cómo podemos ahoorar en casa.

La luz natural es un aliado.

Durante el día es recomendable abrir las ventanas y que entre la luz del sol. Al tomar esta medida, permitiremos que nuestro hogar se impregne de tan maravillosa energía y que a su vez reduzcamos el consumo de energía eléctrica producto de tener las bombillas encendidas.  

¿Cuántos vatios gastas?

Las empresas que proveen de servicios eléctricos tienen diferentes planes de acuerdo a las necesidades de las personas. Es fundamental hacer una revisión acerca del consumo mensual y si se adapta a la media de los hogares.  

Disminuir el consumo.

Escoge electrodomésticos adecuados a tu requerimiento. Si se está en un lugar pequeño es lógico usar aparatos que nos funcionen al espacio. Es muy recurrente adquirir un aire acondicionado muy grande para que enfríe más, pero que a la larga nos genera un mayor gasto.  

Revisar el refrigerador.

El ritmo de vida a veces supone estar muy apurado para hacer las cosas, entonces es fundamental que tomemos medidas que alarguen la vida de nuestros dispositivos, tal es el caso de las puertas del refrigerador que al quedar abiertas producen un aumento en nuestra factura.  

Presupuesto de telefonía y conexión a Internet.

A veces solemos hablar más de lo normal por el teléfono o tener un plan mucho más amplio del que realmente necesitamos. Haciendo los ajustes respectivos, los gastos por concepto disminuirán.  

Comprar lo necesario y en línea.

Ya se ha hecho muy famoso el concepto por tienda virtual. En estos espacios, se pueden ver lo que solicitan y obtienen mayor información del producto. En lugar de gastar para llegar a un lugar,  la web es una alternativa viable 

Escoger el lugar para comprar.

De acuerdo al establecimiento, algunos alimentos podrán tener un mayor o menor precio. Es conveniente visitar varios sitios o ir a un mercado en el que se ofrezca un precio adecuado a nuestro presupuesto. A veces comprar rápido es una opción muy costosa.  

Pequeños lujos.

Aunque podemos tomar un café o comer en casa decidimos irnos por la opción de hacerlo fuera, no sólo es un gasto adicional por concepto de la comida o bebida, sino que además gastamos en el transporte y además debemos pagar impuestos y propinas.  

Con información de: vivus.es

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*