¿Cómo lidiar con vecinos conflictivos?, 7 consejos para mejorar la relación con tus vecinos.

Cómo lidiar con los vecinos conflictivos.

Casa de Ranas
Imagen pixabay por Alexas_Fotos

Alguna vez tes has topado con la mala suerte de convivir con algunos vecinos conflictivos. Si es este tu caso, te invito a seguir leyendo este artículo.

Como seres sociales, existen diferentes ámbitos en los cuales podemos desarrollar nuestras relaciones personales, por ejemplo, y siendo los más elementales: con la familia, la pareja y por supuesto los compañeros de trabajo.

Sin embargo, hay ciertas personas especiales con los cuales no siempre se puede llegar a tener buenas relaciones, e incluso, parece ser una misión imposible. Estoy hablando de tus tan amados vecinos. Y más si estos son vecinos conflictivos.

Ya sea por la diferencia de edad,  gustos o porque ser ruidos e irrespetuosos, dejan su basura en la calle, sacan a su perro y no recogen sus heces. En fin, siempre habrá algo que te pueda disgustar de ellos.

En esta oportunidad te ofrezco una lista de 7 consejos para mejorar o por lo menos intentar mejorar las relaciones con tus vecinos conflictivos. Recuerda que entre más evites cruzarte con ellos, estoy seguro algún día te los toparás de frente.

Casas en vecindario
Imagen flicker por Bambizoe

1.- Recuerda tus buenos modales.

Como en cualquier relación, hay elementos básicos para poder entablar un buen trato. En este caso me refiero a los buenos modales. Usa siempre las palabras claves con tus vecinos, es decir: gracias, buenos días, buenas tardes, por favor, a la orden, disculpe usted.

Siempre es importante considerar el uso de los buenos modales como fundamentales en el trato con los vecinos.

Muchas veces con intención o sin ella, es fácil obviar u olvidar nuestros buenos modales, sin embargo, es importante no dejarse llevar por el ritmo ajetreado de vida, y siempre tener un buen trato para con los demás.

Si lo que quieres evitar son los vecinos conflictivos te recomiendo tengas buenos modales con todas las personas de tu vecindario.

Nunca olvides la frase:  Trata a los demás como quieres que te traten

Dos personas saludando de mano
Imagen pexels por rawpixel.com

2.- Respeta la regla de oro.

Muchas personas usan la frase “No hagas a otro lo que no te gustaría que te hagan a ti”. En el caso de las relaciones con tus vecinos es importante tener esa premisa siempre activa.

Si no quieres ser molestado por el exceso de ruido de los vecinos conflictivos hasta la madruga, no hagas ruido tú.

Si no te gusta que la mascota de tu vecino ensucie tu puerta, evita que tu mascota dañe la propiedad de los vecinos.

Si quieres tener una buena relación con tus vecinos, se tú el que da el primer paso dando señales de cordialidad y buena relacione, de esta forma lograrás que el comportamiento de tus vecinos hacia ti sea recíprocamente saludable.

Bolsa de basura
Imagen pixabay por cocoparisienne

3.- Evita traspasar los límites.

A qué me refiero con traspasar los límites, imagina que tu vecino tuvo la confianza de contarte cierta situación personal que a él le ocurrió, y tú, compartes esta información con los demás, como resultado de esto, tu vecino, que te tuvo confianza, ahora está molesto contigo.

Una de las formas de tener las mejores relaciones con los vecinos es siempre respetar su privacidad. Aunque se pueda llegar a tener un nivel óptimo de confianza, siempre la individualidad y la privacidad están por encima y debe ser respetadas.

Se debe tener buen sentido común para saber cuándo preguntar el porqué de alguna situación extraña que nos cause curiosidad, la búsqueda de la respuesta puede ser dolorosa para nuestros vecinos. No permitas que una indiscreción tuya termine convirtiendo a tu buen vecino en uno más de los vecinos conflictivos.

Hombre enojado
Imagen pixabay por MichaelGaida

4.- Siempre respetar a los vecinos y a sus propiedades.

El respeto es trascendental, y no solo a las personas, sino también a las propiedades de esas personas.

Por ejemplo, si estamos haciendo alguna remodelación a nuestra vivienda, lo esperado por nuestros vecinos es que el tránsito de trabajadores, materiales de construcción, vehículos pesados, etc., no afecten su propiedad.

Siempre ten consideración de tus vecinos, si ellos ven en ti buena fe, seguro será reciproca en la relación.

Hombres remodelando casa
Imagen pixabay por leogom78

5.- Tratar de resolver los problemas por las vías adecuadas.

Si en nuestra comunidad estamos observando alguna situación que no nos satisface y consideramos debería ser resuelta, cualquier acción que tomemos deber ser realizada de la mejor forma posible. Es decir, dirigirnos a los coordinadores de la comunidad o directiva del comité de, ya sea de forma verbal o por escrito.

El hecho de que algo que sucede en tu vecindario te disguste, no significa que tengas que tomar acción por tu cuenta y resolverlo por ti mismo, se siempre empático y busca resolver los problemas por las vías correctas. Recuerda que, es mucho lo que se puede alcanzar cuando se hacen las cosas con una sonrisa.

Una sonrisa sincera abre las puertas al mundo.

Personas discutiendo
Imagen pixabay por mohamed_hassan

6.- Intégrate a las reuniones comunitarias de tu vecindario.

En la sitio web prevent.es se hace una recomendación especial para quienes deseen tener buenas relaciones con los vecinos, y en esta oportunidad se refiere a la integración que debemos tener como miembros de una comunidad.

Uno de los escenarios ideales, para generar esta integración, se puede dar en las reuniones comunitarias, en estas se pueden traten temas que involucran a todos los vecinos.

En las reuniones vecinales se pueden expresar nuestras opiniones y escuchar las de los demás, de esta forma es más fácil llegar a acuerdos.

De igual forma sirve para, estar informados de lo que está sucediendo, y muy probablemente tendremos la oportunidad de trabajar en armonía con nuestros vecinos.

hombre hablando en público
Imagen ficker

7.- Intenta ser empático.

La característica fundamental que tiene las personas que mejor se relacionarse con otras es la Empatía

No nos referimos a las personas que son simpáticas o aquellas que hacen amistades con facilidad. sino a aquellas personas que pueden colocarse en la situación de otros, en los zapatos del otro.

Ser empático no es tarea fácil, sin embargo, si logras ponerte por un segundo en los zapatos del otro, quizá entiendas un poco su forma de ser y su comportamiento.

Por ejemplo, si nuestros vecinos son médicos podemos entender por qué en algunas oportunidades tienen que salir de noche y hacen ruidos que quizás interrumpen nuestro descanso.

Así como el ejemplo anterior se pueden dar un sinfín de ejemplos más y es aquí donde la empatía juega un rol especial para que tengamos buenas relaciones con nuestros vecinos.

Empatía: el arte de ponerte en la piel del otro para entender su realidad.

Dos hombres sentados
Imagen pixabay por mohamed_hassan

En conclusión.

Tener una sana relación con nuestros vecinos es importante para evitar conflictos, la clave se puede resumir en tres aspectos:

  • Buenos modales
  • Comunicación
  • Ser promotores de soluciones

Evita a toda costa caer en el error de solamente señalar problemas, debes aportar soluciones a dichas situaciones, no solamente buscando nuestro beneficio personal, sino también el de la comunidad.

Con información de: www.prevent.es

Pinea esta imagen en Pinterest!




Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*