Por qué la sobreprotección perjudica a tus hijos.

Consecuencias de padres sobreprotectores.

consecuencia padres sopreprotectores

Una de las principales consecuencias de padres sobreprotectores es criar adultos incapaces de tomar decisiones, porque crecen acostumbrados a ser dependientes de elegir una u otra opción 

Es un hecho muy recurrente que las madres suelan proteger a sus hijos de cualquier situación, ya que les preocupa que una tercera persona pueda hacerle daño, pudiendo evitarlo. Tener una familia con matriarcado me ha enseñado que las mujeres sienten una fuerte intranquilidad sobre lo que hacen o dejan de hacer sus hijos, llenándose de ansiedad. 

La sobreprotección impide que los niños asuman sus deberes, responsabilidades y en consecuencia sus libertades. Los progenitores que resguardan a sus hijos con tanta presión les impiden que tengan una vida feliz, mostrándoles una falacia de realidad sin muchas presiones y sobre todo sin peligros.  

Los seres humanos siempre están aprendiendo 

Las consecuencias de padres sobreprotectores positivas y negativas contribuyen a crear en los seres humanos aprendizajes, no solo para manejarse en el momento actual, sino que también para utilizarlos al futuro. Según Ashley Merrymanco-autora del libro Educar Hoy, en sus declaraciones publicadas en elmundo.es expresa que “Los niños que solo escuchan alabanzas se vuelven adictos a ellas, evitan aquellas tareas difíciles en las que se sienten inseguros y acaban fracasando cuando se embarcan en actividades en las que no son buenos” 

Querer encapsular a sus hijos en una burbuja produce que en un principio los niños se sientan cómodos, pero poco a poco ven los efectos del cuidado incesante de su madre. En la infancia pasa casi imperceptible todo ese proceso y en la adolescencia todo se agrava aún más.  

Desde que los niños nacen, las madres sienten que deben cuidarlos de manera instintiva. Cuando sobrepasan esas necesidades, quieren solucionar todos los problemas que tienen los infantes, impidiendo que puedan desarrollar sus propias capacidades.  

No tomar en cuenta sus iniciativas o cambiar sus deseos son algunas de las acciones que los padres hacen sin tomar en cuenta los sentimientos de sus hijos. Le crean un entorno tranquilo, pero también asfixian su comportamiento.  

Una de las creencias es que los niños no van a sufrir de ninguna carencia porque van a tratar de suministrarles todo lo que necesitan, entonces van criando seres que no disponen de todas las herramientas que necesitan para crecer con madurez y autonomía. 

Signos para reconocer a una madre sobreprotectora 

El portal eresmama.com destaca 8 puntos que hacen las mamás sobreprotectoras, entre ellas:  

  1. Buscan siempre la comodidad de los niños. Por ningún motivo quieren que se sientan desprotegidos por ella o en situaciones de peligro. 
  2. Se hacen muy cercanas a las docentes de colegios donde está inscrito su hijo para que estos actúen como intermediarios antes situaciones que pudieran afectar al infante.  
  3. Se aseguran que los niños participen en actividades en las que ellas creen que pueden sobresalir y no en las que les gusta.  
  4. Tratan de darle explicaciones a las situaciones cuando las cosas no salen bien. Los niños acuden a sus padres para entender que pasó.  
  5. Controlan el círculo de amistades de sus hijos asegurándose con quienes comparte. De esta manera, evitan que se involucren con compañías que no consideran adecuadas.  
  6. Se mantienen al lado de sus hijos inclusive en la actividad de esparcimiento, invadiendo su espacio personal y haciéndolos dudar acerca qué están haciendo bien o mal  
  7. No le asignan deberes en casa por lo que no desarrollarán sentido de pertenencia en el grupo familiar.  
  8. Crean expectativas sobre lo que vive el niño es maravilloso. Maquillar situaciones solo hace que los niños ni puedan percibir lo que realmente está pasando.  

¿Cómo es el interior de las personas sobreprotegidas? 

Estas son algunas consecuencias de padres sobreprotectores.

Las personas que tienen padres sobreprotectores se distinguen por no saber tomar decisiones, aun cuando crecen, porque están acostumbrados a ser dependientes para elegir alguna determinación que tiene un efecto sobre su vida.  

Por otro lado, se caracterizarán por tener baja autoestima. Ante este hecho, sienten que su concepto personal estará anclado a lo que piensa el otro. Una persona que no entiende su situación tendrá un carácter agresivo porque no sabrá analizar por lo que pasa. Tanto sus relaciones sociales como su vida en general estarán marcadas por la incomprensión. 

¿Qué puedes lograr si evitas sobreproteger? 

Personas responsables, maduras e independientes son los efectos de contar con padres que alientan a sus hijos a tomar decisiones, presentándoles un panorama sobre los peligros existentes así como las consecuencias de tomar alguna determinación. 

Aunque es ideal que el mundo de los niños sea de paz y felicidad, también es cierto que para su óptimo desempeño es lógico mostrarles que existe una realidad. Personas con buenas y malas intenciones habitan todo el planeta por lo que deben de estar preparados ante situaciones que puedan arriesgar su integridad. Los padres están llamados a darles a sus hijos todos los mecanismos necesarios para desarrollarse adecuadamente.  

Con información de: eresmama.com, elmundo.es

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*