Consejos para madres: signos para reconocer el Asperger 

Consejos para padres

síndrome de Asperger

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el autismo se refiere a “Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de complejos trastornos del desarrollo cerebral.

Este término genérico abarca afecciones tales como el autismo, el trastorno desintegrador infantil y el síndrome de Asperger. Estos trastornos se caracterizan por dificultades en la comunicación y la interacción social y por un repertorio de intereses y actividades restringido y repetitivo”. 

Particularidades del síndrome de Asperger

Uno entre cada 160 niños padece de trastornos de espectro autista, según estimaciones de la OMS; sin embargo esta tasa puede variar entre varios estudios. Se ha descubierto que la mitad de los casos pueden presentar discapacidad intelectual. Contrastando con estudios de la población norteamericana informan que uno de cada 110 diez niños sufre de TEA.  

Entre las particularidades más importantes de las personas que padecen de autismo se refiere a que es una enfermedad que no distingue razas, nivel socioeconómico o etnias. La población masculina es más propensa que la femenina y el nivel de probabilidad es de 5 veces. 

También en el caso de los gemelos, puede ocurrir que uno de ellos tenga alta probabilidad de presentar la patología. Si una familia tiene un hijo con TEA es probable que su segundo hijo también lo presente.  

¿Cómo reconocer la presencia del síndrome de Asperger? 

Factores de índole genéticos y ambientales son considerados los causales de la aparición del trastorno. Dentro de los 12 meses se puede reconocer la presencia de autismo en los niños. Entre las principales características que destacan en el reconocimiento están basadas en: conductas estereotipadas o repetitivas y principalmente es el retraso del desarrollo de aptitudes lingüísticas y sociales.  

Otras de las características están relacionadas a que no pueden tener relaciones sociales con otras personas inclusive de su misma edad, sostener conversaciones, no entienden las emociones de las personas que rodean su entorno, se le dificulta mostrar sus sentimientos, no comprenden las bromas ni las ironías, se alteran cuando sus rutinas sufren cambios.  

En cuanto a su destreza, en los deportes no tienen mucha coordinación, situación que es vista como actos de torpeza. En cuanto a su comunicación con otras personas, también tienen problema para entender al otro, pueden hacer comentarios fuera de lugar que afectan a sus seres queridos.  

A pesar de los aspectos en relaciones sociales, se considera que son personas inteligentes. Se destacan por tener una memoria envidiable.  

Compromiso de los padres 

La dedicación de una madre para con su hijo es inexplicable. Estar pendiente de su rutina es una habilidad que solo una madre debe tener, pero cuando se tiene un hijo en el espectro del autismo las necesidades cambian.  

En cada momento de su crecimiento los niños con TEA necesitan el apoyo de sus progenitores, no solo como apoyo sino también ser capaces de  proporcionarles “tratamientos psicosociales y conductuales a sus hijos”.  

Es normal que un niño desde pequeño entre en la fase de socialización con otros menores, pero bajo esta condición las madres deben hacer un mayor esfuerzo para vencer todas las dificultades.  

Con amor, paciencia y dedicación es posible que los niños puedan aprender ciertas habilidades, entre ellas una interacción con su entorno, logrando mirar a los otros a la cara, no estar aislados todo el tiempo, lograr sentir empatía por más tiempo con el otro.  

Si un padre logra brindarle a su hijo de toda la atención necesaria desde temprana edad, puede lograr que antes de los 3 años una comunicación verbal ordenados, aunque limitado.  

Organizaciones para el apoyo de la condición 

En la mayoría de los países, existen una serie de organizaciones que se encargan de apoyar a los profesionales, padres y niños que padecen TEA. Como por ejemplo, en el caso de Venezuela, existe la Fundación Autismo Venezuela. Dentro de sus actividades de apoyo, plantean casos de niños contados por sus padres y cómo a través de distintas alternativas han mostrado mejoría a la condición.  

También existen otras instituciones, alrededor del país, en las que los especialistas se encargan de brindar atención psicoeducativa de calidad para jóvenes y adultos en varios estados del país, con consultas para detectar y orientar a las personas con TEA. 

De acuerdo con su página electrónica, es un espacio dedicado a padres, representantes, maestros, y terapistas. El espacio es ideal para que cada niño pueda descubrir su potencial. Otras de las informaciones de valor que aporta son estudios que demuestran los efectos de la vitamina B6 como complemento para normalizar la función nerviosa de los niños con TEA.  

Con información de: autismodiario.org, who.intautismo.org.ve

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*