Entérate del valor real de tu trabajo y tus bienes: Conoce la plusvalía y su impacto sobre tus finanzas personales

El valor real de tu trabajo se deriva de la plusvalía

Plusvalía

La plusvalía se refiere al excedente en términos monetarios originado por el trabajo que ocurre en cualquier acto de producción, y del que se apropia el inversor o empresario de forma gratuita. 

En otra definición, la plusvalía es el valor agregado – generalmente intangible – que se obtiene del esfuerzo laboral; y por el que no se retribuye ni en términos monetarios, ni en reconocimiento. 

Eresumen, la plusvalía es el valor adicional a un bien o servicio que queda completamente en poder del empleador, sin que pague por ello ninguna suma adicional de dinero en momento alguno. 

Asimismo, también se denomina plusvalía al tributo pagado al Estado si se poseen bienes inmuebles y estos aumentan de valor. El mismo se realiza vía impuestos municipales, luego de una serie de consideraciones asociadas.  

El concepto de la plusvalía fue introducido por Karl MarxDada la naturaleza de concepción, la plusvalía está inequívocamente ligada a las Teorías del Capitalismo y a las definiciones de proletariado y burguesía, y del materialismo económico.  

Pero quitémosle el matiz político del cual se desprende, y rescatemos lo que el concepto de plusvalía significa y encierra en materia económica y social para nuestras finanzas personales. 

Tipos de Plusvalía 

Según Marx, existen dos tipos de plusvalía. Estas son: Lplusvalía absoluta, la cual ocurre cuando se extiende la jornada laboral, y con ello se incrementa el nivel de explotación. La plusvalía relativa ocurre cuando disminuye el valor de la fuerza laboral por incremento de la inversión para la producción. 

Asimismo, los economistas han redefinidoredimensionado y añadido la plusvalía extraordinaria, la cual si la miramos de cerca; no es más que una variante o extensión de la plusvalía relativa caracterizada por emplear la tecnología con la intención de reducir y/o sustituir la fuerza laboral tradicional. 

La plusvalía extraordinaria también contempla otro aspecto: La tecnología siempre es sensible a actualización porque esta siempre queda obsoleta con el pasar del tiempo. Entonces, el capital para mantenerla y renovarla cuando aplique debe salir siempre del bolsillo del inversor.  

Este gasto debe recuperarse vía comercialización. Entonces, la plusvalía extraordinaria termina siendo pagada por los consumidores directos del producto o servicio que la empresa ofrece. 

La Plusvalía y el valor de tu trabajo 

En términos económicos y en plena concordancia con lo expuesto más arriba en este textola plusvalía es el valor adicional que el trabajador aporta con su fuerza de trabajo; sin embargo, esta se mide de la siguiente manera: Al elaborar un producto, se emplea una fuerza de trabajo que es pagada por debajo del 100% de lo que el trabajador produce. 

El dueño de los medios de producción es quien paga de esta forma, pero no obedece a simple capricho o usura desmedida; sino a una razón sencilla y perfectamente comprensible: Al pagar por debajo del 100% de lo que cuesta la fuerza laboral, garantiza su margen de ganancia por la inversión en una actividad que tiene un riesgo asociado. De lo contrario, no es rentable 

Por otra parte, todo trabajador siempre produce más de lo que percibe por su fuerza de trabajo. El salario mínimo es, como reza el concepto, el tope inferior de dinero percibido por la jornada diariaIndependientemente de cuál sea ese número, siempre será menor que el valor real generado por su esfuerzo. 

Asimismo, la plusvalía puede llegar a ser extrema, al punto de explotación laboral cuando los niveles de ganancia son desproporcionados. Esto ocurre cuando lo que se le paga al trabajador está muy por debajo a lo que genera como ganancia. 

Impuesto de plusvalía en bienes inmuebles 

En términos económicos y de contabilidad, la plusvalía se debe a la ganancia que genera la venta del bien por un precio superior al que fue adquirido. Por tanto, la plusvalía también se asocia a la compra y venta de inmuebles, y a sus transacciones comerciales. 

Cuando se hace una transacción por un bien inmueble, se debe contribuir con un impuesto producto del incremento de su valor por concepto de cualquier mejora realizada por la municipalidado por variaciones del mercado. 

Para calcular la plusvalía correspondiente, hay que tomar en cuenta cuándo ocurre el beneficio; es decir, si antes o después de la venta. En caso de que ocurra antes de la transacción, la obligación de pago recae sobre el vendedor. Caso contrario, deberá pagarlo el nuevo propietario del bien. 

En algunos países, se da un margen de 30 días laborales posteriores a la fecha efectiva de adquisición del inmueble para cancelar el impuesto de plusvalía. En caso de herencia, el plazo es de 6 meses prorrogable hasta un año, previa solicitud escrita.  

Excepciones del pago de la plusvalía de bienes 

Existen algunas excepciones donde no hay obligación de pagar el impuesto de plusvalía. Los aportes hechos por un cónyuge en el matrimonio como la adjudicación de una vivienda o por la transmisión del inmueble por haberes comunes. 

Cuando ocurre un divorcio, la transmisión del bien inmueble de un cónyuge a otro o a sus hijos. En este caso, el bien no es objeto de plusvalía y la razón es simple: El bien como tal queda bajo el poder del grupo familiar del propietario original, por lo tanto, si bien cambia de dueño, igual ya el impuesto como tal fue honrado antes de dicho cambio. 

Relación con tus finanzas personales 

En términos financieros y económicos, la plusvalía entonces puede resumirse como el incremento del valor de un activo a medida que pasa el tiempo por el simple hecho de que la tierra donde el mismo está asentado es finitaDesde luego, esto está sujeto a condiciones macro. 

Esto quiere decir, si no existen variaciones sociales o naturales importantes que afecten negativamente el mercado de valores o la tenencia de la tierra y la bienhechuría como tal – por ejemplo, guerras, desastres naturales, etc. –; lo lógico es que inmueble aumente de precio a medida que pasa el tiempo simplemente porque se tiene exclusividad sobre el lote de terreno en donde se asienta. 

Asimismo, existen otros aspectos que contribuyen al aumento de la plusvalía. Entre ellos, contamos:  

  • Acceso al transporte público 
  • Vías de acceso principales y alternativas 
  • Exclusividad de la zona donde está asentado el inmueble 
  • Cercanía con comercios, expendio de alimentos, colegios, hospitales, parques, iglesias, etc. 
  • Calidad de los servicios básicos (electricidad, agua potable, aguas servidas, aseo) 
  • Seguridad 
  • Metraje cuadrado del terreno, y la bienhechuría 
  • Tipo de propiedad (casa o departamento) 

 Por otra parte, también existen factores que disminuyen la plusvalía de los bienes inmuebles, especialmente, cuando se trata de viviendas usadas. 

En esencia, son dos los factores que la merman bastante: El estado de conservación – marcado básicamente por el mantenimiento –, y el desarrollo de nuevos proyectos habitacionales en las inmediaciones. Asimismo, no todos los bienes inmuebles generan plusvalía. 

Todo esto influye en tus finanzas personales porque aumenta o disminuye tu patrimonio. Entonces, para evitar correr riesgos financieros innecesarios que comprometan tus ahorroses mejor que evalúes si ese bien en el que quieres invertirlos aumentará o no su valor y plusvalía a mediano o largo plazo. 

A modo de cierre… 

El concepto de la plusvalía permanece intacto desde que fue introducido por Marx; pero sus aplicaciones van más allá de la retórica política a la cual está íntimamente ligada 

Asimismo, el valor de tu trabajo siempre va a ser menor al dinero por el que lo intercambias y por ello, debes buscar formas más palpables y constructivas para incrementar tu patrimonio.  

Con información de: Gerencie.com

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*