Las peleas traen felicidad a la pareja ¡Estudios lo confirman!

Peleas es igual al amor  

Peleas en pareja

Las personas piensan que las relaciones amorosas son ideales cuando todo es amor y no hay peleas en la pareja. Pero, indudablemente llega ese momento de la relación en el que surgen las pequeñas diferencias, es allí donde definitivamente estamos conociendo a quien tenemos al lado. Es un poco molesto decirlo, pero del amor al odio solamente hay un paso.  

Es normal que una relación amorosa existan momentos gratos, pero también es verdad que los instantes de desencuentro suelen bajarnos un poco los ánimos y nos hace dudar acerca de si queremos continuar con la pareja. 

Peleas es igual al amor  

Según un estudio desarrollado por Gottman Institute, publicado en cribeo beta, explica que las parejas que más pelean tienen una relación fuerte y sana.

Las peleas en pareja demuestran qué tan importante es la relación para cada uno de sus miembros y además ocurre un comportamiento directo y sincero para demostrar un punto de vista.  

Asimismo, otras de las razones que indican que las peleas en pareja son un sinónimo de amor están impulsadas por sus miembros a defender lo que sienten y hacer que el noviazgo perdure, por encontrar un punto de encuentro con las reconciliaciones y por el aprendizaje que se obtiene después de las diferencias.  

¿En qué lado estas de las discusiones? 

En una disputa siempre hay dos caras. Según Gottman hay tres escenarios que suceden a menudo. Entre ellas destaca: las peleas que a pesar de todos los argumentos busca terminar de buena manera y ambos sentirse cómodos. La segunda se refiere a la visión de querer tener la razón y ser escuchados por la contraparte sin contestar ni aducir ninguna respuesta. Por último, los que no quieren dilucidar sus problemas.  

Cosas que a ellos les molesta  

Las mujeres usualmente sentimos que debemos hablar cosas importantes de forma personal. Por esa razón, siempre decimos la célebre frase “tenemos que hablar”. Estas tres palabras irritan a los hombres y ellos ni siquiera están enterados qué hicieron mal.  

Los caballeros no asumen con la misma importancia todo ese cúmulo de información que las mujeres quieren manifestar. Estamos claras que quizás ellos no hicieron nada que pueda ser demasiado grave que amerite una conversación en ese tono, pero igual sentimos que debemos hacerlo de ese modo 

Los hombres suelen huir de los celos de las mujeres. Una mujer que cele mucho a un hombre quizás lo quiere mucho, pero también demuestra altos niveles de inseguridad. De buenas a primeras, en una relación así ellos tratarán de huir.  

Si conoces a tu pareja en una fiesta debes saber si baila o no. Para muchas es fundamental un hombre que las acompañe a disfrutar de gratos momentos.  Ser un compañero de baile es una virtud altamente valorada 

Cuando ellas son especialmente conflictivas por cualquier situación esto suele ahuyentarlos. Te imaginarías una situación en la que deberías pelear hasta cuando estás descansando. Hay muchos hombres que aguantan con paciencia, pero otra parte de la población sacará sus armas y se defenderán de sus acusaciones.  

¿El sexo influye? 

De acuerdo con el artículo titulado Por qué las parejas pelean más cuando tienen menos sexo, publicado en el blog Vice se expresa lo siguiente: «Para muchas parejas —tal vez para la mayoría— el sexo representa un medio importante para lograr una conexión íntima, en términos físicos desde luego, pero también en un nivel emocional», dice Amanda Gesselman, psicóloga social e investigadora en The Kinsey Institute 

«A pesar de no ser para nada una correlación perfecta, la satisfacción con nuestras vidas sexuales tiende a ser vinculada con lo felices que nos sentimos en general en nuestra relación. No es ninguna sorpresa que cuando el deseo sexual de nuestra pareja comienza a disminuir —ya sea por estrés, depresión, cansancio o porque la frecuencia del sexo tiende a decaer conforme progresa la relación— interpretamos ese bajón como una señal de que algo está mal». 

Una inconformidad por algo puede traer problemas en la pareja, sobre todo de comunicación. Entonces, ocurre que se complica hacer saber al otro qué nos molesta, quizás para que no sea una conducta repetitiva o para que conozca cómo un patrón de comportamiento nos hace sentir al respecto.  

Por otro lado si persigues en el sexo como un método de reconciliación y esto no es prioridad para tu pareja. Existen distintas razones como presión del trabajo o el descenso en el deseo que pudieran estar afectando su desempeño y no son capaces de informar cómo se sienten al respecto.  

En todo caso es recomendable la visita a un terapeuta de pareja para que el especialista los ayude a encontrar esa respuesta que tanto anhelan para salir a flote con su relación.  

Con información de:  selecciones.com.mx, vice.com

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*