Tips para mejorar hoy la relación con tus hijos adolescentes.

La adolescencia es una etapa fundamental en el desarrollo

Hijos adolescentes

El nacimiento de un hijo es una de las experiencias más anheladas por la mayoría de los seres humanos, y ese rol tiene diferentes etapas.

La paternidad es una valiosa oportunidad que nos da la vida de acompañar a un nuevo ser a dar sus primeros pasos, indicarle desde nuestro criterio qué es lo bueno y lo malo, velar por su educación inicial, conocer sus gustos y fortalecer sus aptitudes, ayudarlo en la formación de su manera de enfrentar la vida, y mucho más.

Sin embargo este proceso llega a un punto donde en la mayoría de los casos se encienden todas las alarmas y es la adolescencia. La mayoría de los padres enfrentan esta etapa en la vida de los hijos con un absoluto temor que no ayudará en nada a poder superarla con éxito.   

El ser humano le teme a lo desconocido, y esa es una de las razones por las que se tiene tanto temor, porque no se sabe cómo será este proceso en los hijos, ya que es diferente para cada individuo. 

A continuación se darán algunos enfoques importantes para enfrentar la adolescencia de los hijos de una manera positiva. 

No hay parámetros, todo es nuevo. 

Los padres deben saber que las características de cada hijo son diferentes, por lo cual la forma en la que un hijo se comporte en la adolescencia muy probablemente será diferente al comportamiento que tuvo el hijo mayor, o a las referencias que tengas de otros adolescentes.

Esto nos lleva a la realidad de que no hay parámetros rígidos sobre cómo debemos enfrentar la conducta de nuestro hijo adolescente, por lo tanto es importante tener una mente abierta para sobrellevar las situaciones que viviremos con nuestros hijos.  

¿Qué necesitan los adolescentes? 

Esta es quizás la gran pregunta a la que muchos no le han encontrado respuesta, pero los adolescentes si dan señales que pueden llevarnos a dar respuestas certeras, es por ello que debemos tener la sensatez como padres de hacer caso a estas señales.

Es fundamental conocer sus gustos y deseos, debemos ser creativos para tratar de dilucidarlos, y solo podremos resolver el enigma si tenemos una relación de apertura con nuestros hijos, sin prejuicios.  

Relaciones fuertes. 

Solamente podemos conocer a una persona si pasamos tiempo con ella, y eso aplica a todas las relaciones humanas, por supuesto que allí también entran nuestros hijos.

Para conocer a nuestros hijos a profundidad en esta etapa, debemos buscar los medios y formas para compartir ¿Puede ser difícil? , pero no imposible. Para ello es importante que la relación padres e hijos sea fuerte desde la edad más temprana, si esto no fue así desde el principio será aún más difícil en la adolescencia 

No al conflicto. 

Hay que evitar los conflictos con los adolescentes, por más que los padres puedan tener razón, los adolescentes recibirán dicho conflicto como una manifestación de desamor o descuido por parte de los padres.

Quizás haya situaciones donde será imposible evitar el momento incómodo o conflictivo, mucho más si vemos que está comprometida la integridad de nuestros hijos, pero debemos esforzarnos por evitarlos o al menos buscar maneras sutiles de enfrentarlos 

Repercusión de los cambios físicos. 

Es impresionante como la etapa adolescente está signada por los cambios físicos, pero esos cambios son solo una pequeña manifestación de los cambios que están sucediendo en la mente de los jóvenes.

Estos cambios generan modificaciones de la cotidianidad, que pueden ser muy incómodos para nuestros hijos. Es por ello padres, que si te sientes frustrado por no saber cómo tratar a los adolescentes, muchas veces ellos tampoco saben como actuar. Es una situación novedosa para todos.  

¿Qué deben hacer los padres con los hijos adolescentes? 

Aquí van uno consejos sencillo y prácticos que puedes aplicar

Demostrar amor.

Ya no son unos niños, pero tampoco adultos ¿Cómo puedo demostrarles amor? Siendo comprensivos, dejando a un lado los prejuicios, esforzándonos por entenderlos, aunque a veces parecerá imposible, no lo es.  

Compartir tiempo

Es muy importante dedicarles tiempo, esto seguramente conllevará a quizás modificar las prioridades de nuestro día a día, pero el esfuerzo valdrá la pena. 

Comunicación.

Quizás muchas veces nuestros hijos adolescentes pueden sentir que solamente les hablamos para recriminarles conductas erradas, y eso debe cambiar, no solamente debemos hablarles para corregirlos, sino también para hacerles reconocimientos, valorar sus esfuerzos académicos, felicitarlos por sus logros. Siempre debe estar presente la corrección, pero también el aplauso.  

Cabeza fría.

Con los adolescentes no se debe actuar por impulsividad, sino pensar nuestras acciones. Es muy mala consejera la rabia, hay que respirar profundo. 

Aunque no hay una receta mágica para tratar con los adolescentes, no debemos menospreciar la literatura especializada que existe al respecto, sin duda esto nos dará herramientas que pueden ser muy útiles. Recuerda, la preparación para enfrentar la adolescencia de tu hijo empieza el día en que lo tienes en tus brazos por primera vez.         

Con información de primicia.com.ve

 

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*