Todo lo que debe saber acerca del trastorno de la personalidad esquizoide

Trastornos de la personalidad

trastaornos-de-personalidad

En el mundo de la medicina mental, existen una gran cantidad de trastornos mentales, enfermedades mentales y trastornos de la personalidad que puede llegar a afectar en uno o varios ámbitos de la vida de una persona.

Existen los que pueden distorsionar la realidad, los que nublan los sentidos, los que hacen difícil controlar las emociones y por supuesto las que hacen que las personalidades de los individuos no se acoplen o se adapten a la sociedad por varias razones, tal como es el caso del trastorno de la personalidad esquizoide. 

Este trastorno de la personalidad es uno de los más antiguos de la medicina moderna, no obstante, sigue siendo un enigma como tratar esta enfermedad, cuáles son sus causas o cuantos síntomas puede padecer una persona con este trastorno.

En el presente artículo, analizaremos y repasaremos todo acerca de este trastorno de la personalidad que afecta a más de un millar de personas alrededor del mundo.  

Trastorno de la personalidad esquizoide: ¿Qué es exactamente? 

Antes de entrar dentro del campo de los síntomas y de los posibles tratamientos para tratar de curar este trastorno de la personalidad, primero debemos definir que es para que puedas tener una idea aproximada acerca de la magnitud del problema que se enfrentan día a día estas personas en cuanto al ámbito social y emocional se refiere. 

Así pues, los que sufren de este tipo de trastorno de la personalidad tienen la enorme dificultad y una potencial indiferencia acerca de hacer relaciones con las demás personas en su entorno.

Así mismo, pueden desarrollar una afectividad bastante limitada además de que casi nunca llegan a experimentar emociones fuertes como la alegría, la tristeza o la ira, haciendo de estas personas lo más parecido a personas “distantes y frías”. 

Por lo general, afectan más a los hombres que a las mujeres y son clasificados a menudo como más “máquinas que hombres” debido a su personalidad. Tienen poco interés por las relaciones sexuales, una pobre respuesta a los elogios, ausencia de relaciones personales e íntimas y se les dificulta en cierta medida la conexión con otras personas.

Haciendo de esta un trastorno de la personalidad que reduce drásticamente la inteligencia social de quien lo padece.  

Síntomas y características  

Tal como se te explicó anteriormente, este trastorno de la personalidad puede ver todo su esplendor en cuanto al trato de la inteligencia social se refiere, pero existen otras características que puedes identificar en las personas que sufren este trastorno tales como: 

1. Tendencia a ser solitario 

Al no tener un menor interés en entablar conversaciones con otras personas, los que padecen esquizoide a menudo se refugian en su ambiente solitario para hacer sus actividades de manera silenciosa y sin interrupciones.

Los que tienen trastornos de la personalidad esquizoide a menudo les gustan los trabajos informáticos, programación, la pintura o simplemente una actividad en donde no haya que recurrir a los trabajos en equipo.  

Debido a su personalidad solitaria, no les gusta para nada las diferentes relaciones laborales en las empresas o en grandes compañías, tampoco las relaciones con amigos y no les importa entablar relaciones amorosas con otros individuos.  

2. Relaciones sexuales mínimas o inexistentes  

Los que tienen el trastorno de la personalidad esquizoide no encuentran placer en entablar relaciones sexuales con ninguna persona, prefiriendo así las actividades en solitario para satisfacer esta necesidad biológica.  

Quienes sufren de este trastorno, confiesan que las relaciones sexuales con otras personas requieren de “cierta inteligencia social” que no están dispuestas a aprender o practicar bajo ningún motivo, a menos que se les motive a tratar esta dificultad con algún especialista de la salud mental.   

3. Carecer de motivación y objetivos  

Debido a su falta de tacto con otras personas, a menudo podrás notar que este tipo de personas carecerán de motivación al logro u objetivos claros en la vida. Prefieren estar encerrados en su mundo sin que nada ni nadie los moleste o los perturbe de alguna manera, de modo que estas personas no tienen claro cuáles son las aspiraciones que quieren en su vida de adulto. 

Por lo que no te sorprendas cuando, si hablas con alguien que tenga este trastorno, acerca de su futuro en la vida tanto emocional como laboral.  

Tratamiento  

Este trastorno de la personalidad, al igual que muchos trastornos de este tipo, tiene una condición permanente en el individuo y no existe una cura posible para ello. Por lo que una identificación temprana puede hacer una gran diferencia para tratar de aplacar poco a poco los síntomas más graves.  

Entre las opciones más utilizadas por diversas personas que tienen este trastorno son los siguientes: 

  • Consulta psicológica periódica 
  • Ejercicios psicosociales  
  • Terapias para identificar las emociones y sensibilización con las personas  
  • Contacto paulatino y poco a poco con otras personas dentro de su alrededor para fortalecer la inteligencia social.  
  • Antidepresivos.
  • Psico-estimulantes.

Fuente: trastornolimite.com

 

Se el primero en comentar

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*